viernes, 17 de junio de 2011

GRANALLADO, PROCESO Y APLICACIONES


El granallado es un proceso mediante el cual se logra modificar el estado superficial de un material, principalmente es una técnica de tratamiento por impacto consiguiendo un excelente grado de limpieza y decapado, así como una correcta terminación superficial. En líneas generales es utilizado para: 


  •       Limpieza y acabado superficial de piezas de fundición ferrosas
  •       Tratamiento y acabado superficial de piezas forjadas.
  •       Limpieza después de tratamientos térmicos entre otros.
  •       Aumentar la adherencia para aplicar cauchos, pinturas, etc.
  •       Decapado mecánico de alambres, barras, chapas, etc
  •    Shot Peenning. Proceso muy controlado que elimina tensiones superficiales  debidas a  deformaciones mecánicas, arranque de viruta, entre otros procesos y aumenta la resistencia a la fatiga y evitando la aparición de grietas (muelles, engranajes, piezas automoción, aeronáutica, etc.),


En términos generales, podemos definir el proceso de granallado se basa el bombardeo de partículas abrasivas a alta velocidad que al impactar con la pieza tratada produce la remoción de los contaminantes de la superficie (pintura, óxido, calaminas, residuos de fundición y arena, rebabas de material de fundición, estampación, inyección, etc.

El granallado destaca por ser un proceso automático, fiable, de altas prestaciones y mayormente aplicado en líneas de producción, ya que la intervención del operario puede minimizarse tanto como se quiera, añadiendo al proceso de granallado una carga y descarga automáticas. El corazón del equipo de granallado sería la turbina centrífuga, mucho más productivo que una instalación de chorreado mediante aire comprimido, además el granallado logra una mayor uniformidad en la preparación superficial, al no intervenir un operario que deba situar la pieza y moverla y voltearla durante el chorreado, chorrearla a su criterio y sin parámetros constantes como distancia de chorreado y tiempo de exposición al abrasivo.


El tipo de material, el tamaño y forma de las partes y la condición de la superficie a limpiar, más la especificación que define la terminación superficial, tienen influencia directa  sobre la selección del sistema de granallado, del abrasivo, y la definición del procedimiento. 
Hay casos en que pueden ser necesarios otros métodos de limpieza  antes y después del granallado, para lograr mejores resultados  en los revestimientos. 
Cabe destacar que tanto en el chorreado como en el granallado, es imprescindible que las piezas estén limpias y secas, exentas pues de aceites y grasas que pudieran apelmazar y contaminar el abrasivo y las piezas.


Un equipo de granallado está compuesto por:
  • Cámara de granallado. 
  • Turbinas centrífugas para el lance de abrasivo. 
  • Sistema de filtración de polvo e impurezas.
  • Sistema de recirculación y limpieza del abrasivo (puede añadir separador magnético).
  • Sistema de carga (por ejemplo : skip de carga en granalladoras de tapiz de acero o goma). 
  • Sistema de descarga (por ejemplo : canal o mesa vibrante Opcionales : Variador de frecuencia turbinas, Refuerzo cámara granallado con placas intercambiables de acero al manganeso, equipos de dimensiones especiales, etc.
 
Los modelos existentes en el mercado son los siguientes :



GRANALLADORA DE GANCHO                          GRANALLADORA DE PLATO


                                  

                                              
                      
                         



                                                 



                                     



GRANALLADORA DE CINTA                                  GRANALLADORA DE TAPIZ


                                              





GRANALLADORA DE RODILLOS

 
Para más información visite: www.abrasivosymaquinaria.com
Teléfono: 932461000



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada